viernes, 18 de abril de 2014

Memorias de una joven formal

Ya me conté algunas canas, los pantalones ya no me quedan como antes, ya dejé de fumar, ya tengo mi vino favorito, ya no me acomplejan mis grandes defectos (aunque me sigo agachando para las fotos), ya no tengo ganas de escribirle al pasado para actualizarle.